martes, 5 de julio de 2011

Capítulo 6

Una vez dentro de casa, estirados en el sofá...


R: A ver, que ha pasado?
Y: uf... Sabes que me ha acompañado a casa no? Bien, pues no se como pero nos hemos enrollado. Nos hemos acostado tete, y joder, le digo que lo quiero y salta y me dice que mejor olvidar esto, porque el está con Amanda y la quiere a ella... Acto seguido de acabar de contarlo no lo pude evitar, y me saltaron las lágrimas.
R: No, no, no llores por favor, es un capullo Vero, pasa de él, mira, ara te vas de vacaciones a la costa, a la casa de la playa, allí conocerás a muchos guiris buenorros y ya verás como todo se pasa. Me dedicó una de esas sonrisas que hacen que deje de llorar, porque detesto hacerlo, y dijo que tomáramos las chaquetas que nos íbamos. Y llegamos al "CC" nuestro karaoke preferido, donde bebíamos y para desahogarnos cantábamos a pulmón lleno.

Entonces, nos fuimos cada uno para su casa y cuando me levanté empecé a hacerme la maleta. Era el último día! Sí, mañana por la mañana cogía el tren camino a Blanes, mi querida costa brava :)
Esa tarde, ya tenía la maleta echa y fui a despedirme del resto, que la mayoría también se iban de vacaciones, besos y abrazos por todos lados menos a Manu. Ni él ni yo dimos el paso para despedirnos.

Me fui para casa, cené y me senté en el sofá con mi tarro de helado de menta con pepitas de chocolate a ver una película que hacían por la tele. Diing, doong!! Quién llamaría a estas horas a la puerta?
Me levanté y fui hasta la puerta sin caer en cuenta de que iba con el camisón.

M: Hola... tienes un momento?
Y: Sí, pasa
M: Verás, he estado pensando lo de ayer y me comporté fatal. Anda! Te gusta el mismo helado que a mí! 
No me acordaba de el helado, así que, como seguía un poco cabreada pero a la vez asombrada, me senté en el sofá y le invité a que lo hiciera y comiera helado también.
Y: Hombre, la verdad es que si te comportaste como un imbécil, para que mentir. Pero bueno, supongo que también tenías razón. Para ti he sido un polvo sin importancia y vuelves con Amanda para ser felices.
M:  No, no! De eso nada eh? Tu para mí no has sido un simple polvo, todo lo contrario. Fue algo increíble, mágico, no se, no había tenido nada parecido jamás. Pero de una cosa estoy seguro, ha sido el mejor de mi vida. Entonces volvió a pasar, nos volvimos a besar y sentí esas maravillosas mariposas en el estómago. Y llamó Amanda a su teléfono. Dijo que se tenía que ir y al despedirse me susurro al oído:
Enana, sé que no tengo derecho pero... podrás esperarme? Quiero estar contigo pero necesito tiempo. Porque cuando te beso, siento mil maravillas en mi interior, pero necesitaré tiempo. Te quiero enana...


Me besó y se fue. Solo pude sonreír como una tonta y comerme el helado hasta quedarme dormida...

Gracias por leerme y bueno, por aguntar esta avalancha de capítulos, pero como no se cuando subiré los siguientes... Un besazo y que sepaís que con cada comentario me alegráis el día y me dan ganas para seguir escrbiendo. Soys estupendas/os!

5 comentarios:

Olaya C. García dijo...

♥ Costa Brava
Si al final Manu no es tan capullo... O si? xD
Escribe más :D :D

antonia dijo...

Ahora paso rapido porqe tengo mucho sueño y no qeria irme sin pasar! jaja
Pero ya me voy a poner al tanto con tu historia!,
Te espero de nuevo por el mio :D saludos!

☆→$αђ∂яαн ←☆ dijo...

Te voy a seguir también en este blog!! Me pondré al día con los capitulos... jejej
Un besote!

Mas allá de tus ojos dijo...

Genial el cap, aunque me quede con la intriga de lo que pasara en su viajeeee, bueno sigue pronto

K.A.R dijo...

Me dejaste picada! hahaha Gracias por psar a mi blog, ten por seguro que estaré aqui seguido (: un beso